Escocia. Día 7: Edimburgo

Llego la hora de dejar las Highlands y volver al mundanal ruido. No somos de visitar ciudades, preferimos el campo, como las cabras, o los templos, iglesias o museos, pero no podemos irnos de Escocia sin ver Edimburgo. Aún así estamos deseando llegar y ver como es la ciudad.

Después de casi 3 horas de camino, llegamos a las afueras de Edimburgo, donde está situado nuestro hotel. Decidimos probar suerte a ver si la habitación está preparada, o como mínimo dejar el equipaje. Llegamos al hotel, de nombre Twin Lions. En la entrada, hay una persona oriental arreglando la valla. Sobre la puerta, dos leones dorados…Hum…Esto promete…Y las sospechas se confirman, detrás de la ventanilla de recepción, un joven oriental. Nunca he estado en un hotel regentado por chinos. En las películas americanas a veces aparecen este tipo de hoteles y siempre me ha parecido un tópico, como la nani mexicana o el dependiente de una tienda de electrodomésticos pakistaní. Pero aquí estamos…

Pues nada, realizamos el checkin y nos disponemos a realizar la exploración de Edimburgo. Subimos en dirección al castillo por la calle Victoria, donde, entre otras tiendas curiosas, encontramos una dedicada en exclusiva a Harry Potter.

Seguimos por la Royal Mile, una calle tremendamente popular y repleta de tiendas para el deleite del turista, que va desde el castillo de Edimburgo hasta el palacio de Holyrood. Recorriendo esta calle podremos ver la catedral de St. Giles, el edificio del parlamento Escocés, el tribunal supremo y el museo de Edimburgo, entre otros. Al final de la calle, se encuentra el Palacio de Holyrood y justo detrás el parque de Holyrood, en el que puedes subir el punto más alto, Arthur’s seat, a unos 250m de altitud, y que proporciona una vista panorámica de la ciudad. Otro punto de interés es el monumento al escritor sir Walter Scott y la catedral de St.Mary.

View this post on Instagram

#edimburgcastle

A post shared by David J. (@defiledj) on

View this post on Instagram

#victorianstreet #edimburgh

A post shared by David J. (@defiledj) on

View this post on Instagram

#harrypottermuseum #edimburgh

A post shared by David J. (@defiledj) on

View this post on Instagram

#unicorn #edimburgh

A post shared by David J. (@defiledj) on

Si lo que quieres es ir de compras, puedes hacerlo en la zona comprendida entre los monumentos de Melville y el Albert memorial. Justo estamos en esta zona, y acabamos de pasar por un restaurante chiponés (japonés regentado por chinos) y hace tanto calor y estamos taaaan cansados, que nos hemos planteado cenar ya. Si, ya sé que son las 16:45, pero aquí a partir de las 17h ya se abre la veda para cenar y a las 20h muchos restaurantes ya han cerrado. Así que, porqué no? Y eso hemos hecho, con un par, cenar cuando en nuestro país posiblemente alguien esté acabando de comer. Y oye, que bien nos ha sentado, y a las 21h durmiendo, fijo, lo estoy visualizando. Total, aquí a las 18h está casi todo cerrado (aquí, exceptuando gasolineras, restaurantes, supermercados y alguna que otra tienda, a las 17h comienzan a plegar del trabajo) y vamos taaaan cansados, no lo he dicho aún? Es que llevamos desde las 12h dando vueltas.

Pues con el estómago lleno y con algo más de fuerzas hemos continuando explorando Edimburgo, aunque con algo menos de entusiasmo.

Ya nos duelen los pies, nos dirigimos hacia el parking donde hemos dejado aparcado el coche, y de ahí al hotel. Mañana será el último momento para visitar la ciudad y despedirnos de Escocia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s