Japón 2017. Día 6: Hakone

Aprovechando que vamos a tener un día soleado, iremos a visitar Hakone. Hakone es conocido sobre todo por sus aguas termales y por sus vistas al monte Fuji, pero también es un lugar con un entorno natural precioso y además, en la antigüedad, punto de control de la ruta a Edo, de la que queda un tramo que se puede recorrer (y también hay un barco pirata que nos puede llevar de crucero por el lago Ashi jejeje ☠). Destacable también es la antigua residencia del emperador Meiji, el palacio de Hakone. 

El viaje lo hacemos en Tokaido-Sanyo Shinkansen que sale de la estación de Tokyo, hasta Odawara y desde allí tomamos el Hakone Gozan Línea hasta Hakone Yumoto.

Hay un pase que se puede comprar en la estación de Odawara que nos permite utilizar todos los transportes principales de Hakone por 4000¥ y válido por 2 días. A no ser que se tenga claro que solo vamos a estar de un lado para otro andando allí donde nos deje el primer transporte, vale la pena, sobre todo con el calor que hace. Aunque las distancias parecen pequeñas en el mapa, la ruta que principalmente vamos a hacer, una vez en Hakone, será de Moto-Hakone a Hakone Yumoto son 10Km (más de 2h y media a pié) y en bus son 960¥ por persona y trayecto. Si añadimos el tren de Odawara a Moto-Hakone, que tiene un pase válido por un día por 1540¥, ya casi estamos en esos 4000¥, y tenemos la movilidad un tanto limitada.

A post shared by David J. (@defiledj) on

Cuando nos hemos apeado del tren, lo primero que hemos hecho es tomar un autobús que nos llevase a Moto-Hakone, pasando por la casa de té, Amazake-chaya. En esta casa de té sirven, entre otras cosas, Amasake, una bebida no alcohólica y sin azúcar hecha a base de arroz Koji. Tiene un sabor ligeramente dulce y un aspecto denso y grumoso. Sinceramente, no está mala, pero es una textura a la que hay que acostumbrarse.

A post shared by David J. (@defiledj) on

A post shared by David J. (@defiledj) on

A post shared by David J. (@defiledj) on

Luego hemos continuado en autobús hasta Moto-Hakone Ko porque queríamos hacer el antiguo camino de cedros. En el trayecto, hemos conversado con unos chicos Américanos que nos han enseñado fotos de su viaje. Han sido escasos 10 minutos pero ya no veía la hora en que el autobús llegará a la parada, no han podido esperarse a su casa para enseñarlas, no. Afortunadamente, se han apeado antes que nosotros.

Cuando hemos llegado a Moto-Hakone Ko, hemos continuado la ruta por el camino de los cedros, muy bonito, hasta llegar a un punto de observación del Monte Fuji. Pues no estaba. Las nubes lo tapaban todo. Hemos presupuesto que estaba en tal dirección y nos lo hemos imaginado.

A post shared by David J. (@defiledj) on

A post shared by David J. (@defiledj) on

Un poco decepcionados, hemos continuado hasta el punto donde se toma un ferry que cruza el lago, un ferry un tanto particular porque tiene apariencia de barco pirata.

A post shared by David J. (@defiledj) on

En el trayecto existe la oportunidad de, en un momento determinado, ver de nuevo el Monte Fuji, pero de nuevo las nubes lo han tapado. Pues nada, qué se le va a hacer. Justo en ese instante mi mujer me dice que ha visto subir a la pareja de Americanos por las escaleras que dan a la cubierta superior del barco. Nooo! Como nos vean continúan con su documental. A ponerse las gafas y hacerse el sueco. El ferry llega a su destino, esperamos, ellos pasan delante y dejamos un grupo de italianos entre nosotros y ellos. Vaya, parece que se dirigen al teleférico también…por suerte se suben a otra cabina justo antes de la nuestra.

En el trayecto del teleférico hay otra oportunidad de ver el monte Fuji, pero de nuevo está nublado. Al menos, las vistas son espectaculares.

Al final del teleférico llegamos a Uwakudani, donde se puede ver como escupen gases sulfurosos las chimeneas del volcán. También podemos comer un plato típico, el kurotamago, un huevo duro de color negro por fuera, pero totalmente normal por dentro, fruto de haber hervido el huevo en agua con azufre. Evidentemente sabe a eso, a huevo duro. También hay un mirador donde puede verse el monte Fuji. Por supuesto, no lo podíamos ver por culpa de las nubes. Así que, hacemos una foto allí donde debería estar y que mi cuñada, una experta en Photoshop, me lo pinte, eh? 😋 A tomar viento…

A post shared by David J. (@defiledj) on

A post shared by David J. (@defiledj) on

A post shared by David J. (@defiledj) on

A post shared by David J. (@defiledj) on

Como no podía ser de otra manera, hemos visto a la pareja de Americanos, esta vez ya estaban hablando con otra víctima, una pareja de su propia nacionalidad. Que pesaos oye…al menos no van a poder enseñar la foto del Fuji, jejeje.

Pues con eso terminamos la excursión, bajamos hasta la estación y volvemos en Shinkansen a Ueno.

Exceptuando por la foto del Fuji, la verdad es que Hakone nos ha dejado un buen sabor de boca. Los paisajes son realmente bonitos, es un lugar agradable para pasar un día de relax, tal y como hacen los japos, aunque no hayamos probado las aguas termales.

Por cierto, hoy habremos tomado como el cuarto autobús Japonés desde que estamos aquí, y se puede decir que el caso de ayer de Kamikaze San es un poco extremo. Hoy no nos ha parecido que fueran demasiado deprisa. Seguiremos informando…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s