Restaurante japonés Una mica de Japó

De todos los restaurantes que hasta hoy me faltaba por probar, éste es el que mas a menudo me habían recomendado, y en verdad una vez lo he probado ha hecho honor a su fama.

El restaurante (de estilo izakaya), como muchos restaurantes japones, en dimensiones, es pequeño, pero agradable. Nada mas entrar tenemos la cocina a mano derecha, con su correspondiente barra con taburetes para comer y un par de mesas altas con taburetes a modo de silla. En una sala interior hay unas cuantas mesas de dos y cuatro personas, eso si, bastante juntas las unas de las otras, pero no se hace incómodo. En total, a lo sumo, podrían caber 20 personas en el local. A la hora que hemos ido nosotros el restaurante estaba casi lleno, y pocos minutos después ya se había llenado.

View this post on Instagram

#restaurantejapobcn #unamicadejapó

A post shared by David J. (@defiledj) on

A la hora de pedir lo haremos seleccionando alguno de los platos disponibles, no hay menú, solo un plato principal más la bebida. Los platos están colgados de un tablón en la pared en la entrada o en papeles colgados del techo en la sala interior, con su nombre en japonés y su traducción al español (cosa que agradecemos los que estudiamos japonés). Así que no esperes que te tarigan la carta en un papel, esta es su original y simpática manera de anunciar sus productos. De plato principal podemos pedir bento (éste es el plato del día y puede variar), yakiniku don, toriteriyaki don, katsudon, gyudon, oyakodon, entre otros. No esperéis encontrar sushi, ni falta que hace, la comida es buena, casera y muy auténtica. También se puede escoger, a parte del plato principal, alguna tapa (gyoza, korokke, kushikatsu, caballa a la sal, sardinas a la plancha). Nosotros hemos escogido un plato de katsudon, un bento y unas gyozas, todo muy bueno, y de beber una cerveza sapporo. De postre hay poco que escoger, castella (un bizcocho japonés) normal, de te verde o de yomogi (artemisa) Hemos optado por probar el normal y el de yomogi (delicioso este último). Sin duda, este apartado lo deberían completar un poco, bajo mi punto de vista.

View this post on Instagram

#restaurantejapobcn #unamicadejapó

A post shared by David J. (@defiledj) on

View this post on Instagram

#restaurantejapobcn #unamicadejapó

A post shared by David J. (@defiledj) on

El trato ha sido muy bueno, la camarera (y dueña) nos ha atendido muy bien y rápido, y el cocinero amenizaba la comida acompañando con su voz las canciones japonesas que se escuchaban en el “hilo musical” del local, en verdad, bastante divertido oirle cantar en japonés mientras comes (luego me he enterado de que el tipo se dedica a cantar, es cantante!)

Me quedo con esa sensación de entrar en un local que bien podría estar en cualquier ciudad japonesa, sensación que, en mi opinión, pocos restaurantes que he visitado comparten (ahora mismo solo me vienen a la cabeza el Machiroku o el Usagi).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s