Restaurante Japonés Samurái Ramen (Ramen Can)

Al lado de la fira de Barcelona en la plaza España, se encuentra en restaurante japonés Samurái Ramen, antes llamado Ramen Can. Es un sitio pequeño, limpio y muy agradable, con siete mesas y una barra, en total a lo sumo podrían comer unas 30 personas en el local. Igual que en otros restaurantes del estilo que hemos visitado, sobre las 14h ya se suele llenar, así que mejor llegar justo cuando abren.
Hay 3 menús, de 9€, 11€ y 13€, donde se puede escoger entre varias opciones de fideos y/o tapas más bebida. Por ejemplo, nosotros hemos pedido el menú de 13€, con un plato de fideos y una tapa grande, bebida incluida. Entre los fideos se puede escoger ramen frío (miso) o caliente (miso, soja o shio), ramen vegetal (miso, soja o shio), udon, curry udon, gyu udon y soba. En cualquiera de estos platos puede añadirse algún extra, de 1€ a 2€ a elegir entre ume boshi, huevo, pollo, panceta, tofu, arroz y mantequilla. Por último, podemos hacer el plato más grande escogiendo la opción “samurái”.

Además de fideos podemos elegir maki sushi, tapas (edamame, onigiri, yaki onigiri, ensalada de algas, gyozas, arroz con curry, chasu Udon, teriyaki don, tofu, entre otras)

#restaurantejapobcn #ramencan

A post shared by David J. (@defiledj) on

La comida ha estado muy bien, buen sabor, y hemos quedado muy satisfechos (y llenos a rebentar).

“Hiro no podía retrasar mas su marcha de Oosaka, el clan ya no lo protegería, y si quería seguir vivo debería dejar la ciudad. A cara o cruz se jugaría su destino; cara, viajaría a Dusseldorf, destino que no le gustaba demasiado, pero con una importante comunidad nipona y donde podría pasar desapercibido; cruz, viajaría a Barcelona, un destino más apetecible, pero con menos presencia japonesa y donde por tanto llamaría un poco más la atención. Lanza la moneda al aire, y mientras las moneda da vueltas en el aire, Hiro imagina como sería el restaurante que fundaría en su futuro destino…”…y se vino a Barcelona. Esto se me pasó la cabeza cuando ví al dueño (evidentemente no se llama “Hiro”, eso me lo inventé), con sus brazos tatuados. En verdad es el primer japonés que veo con tales tatuajes. Anécdota a parte, el trato ha sido muy bueno, el dueño es muy amable y hasta simpático, y como he dicho antes, el ambiente es muy agradable.

Otro restaurante para volver…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s