Irlanda Día 9, Dublín. Resumen.

Hoy es nuestro último día en Irlanda. Por un lado tenemos ganas de volver a casa, por el sol y el calor. Pero por otro lado nos gustaría quedarnos un poco mas. Hoy, antes del vuelo, vamos a dar un último paseo por el centro de la ciudad y por último iremos a ver el almacén de la Guinness, la cerveza irlandesa más famosa.

Ya habíamos paseado por el centro y habíamos visto lo más llamativo. Callejearemos un poco más por las zonas que no vimos en detalle. Hoy domingo hay menos gente en la calle que el viernes, pero aún así hay bastante gente por las calles más comerciales. Aunque es domingo hay bastantes tiendas abiertas, por lo que hemos aprovechado para hacer las compras de los recuerdos. Paseando hemos llegado a uno de los puntos que no pudimos apreciar con detalle, el Ha’penny Bridge.

#hapennybridge

A post shared by David J. (@defiledj) on

El siguiente, y último punto a ver de Irlanda va a ser, quizás, unos de los mas famosos, el almacén de la marca de cerveza Guinness. Nuestra intención era, si teníamos tiempo, entrar y ver todo el proceso de fabricación y hacer el circuito por la fábrica, pero entre que ya íbamos justos, había mucha gente esperando y que la entrada vale 18€, hemos preferido ver la fábrica por fuera. Luego hemos podido comprobar que hay venta de entradas por Internet, y que salen más baratas.

 

RESUMEN

Irlanda es un país precioso, con infinidad de lugares para ver, e infinidad de rincones que disfrutar, ya sea admirando la naturaleza o disfrutando del ambiente de un pub o un restaurante con música en directo. También se puede hacer un tipo de turismo más cultural, ver monumentos y “piedras” prehistóricas. La gente es muy acogedora y amable y si puede te ayuda. Nos ha faltado tiempo para recorrer el norte del país, quizás la zona menos turística, y también tiempo para disfrutar más de la vida nocturna. El hecho de tener que hospedarse en diferentes sitios cada día nos ha permitido ver más, recorrer más, pero ir más cansados. También nos ha faltado visitar Irlanda del norte. Seguro que planearemos una segunda incursión al país para disfrutar de todo lo que no hemos podido en este viaje.

Como se ha podido notar, el relato del viaje ha sido, en alguno puntos, en clave de humor, espero que no se haya molestado nadie. Mi intención ha sido describir de manera amena el viaje. No era mi intención hacer una explicación exhaustiva de todos los lugares que hemos visitado, hay guías y blogs en que se puede obtener toda esa información.

Si tuviera que resaltar algunos puntos importantes de Irlanda, serían:

  • Clima. Dicen las estadísticas que Irlanda no tiene un tiempo tan lluvioso como se dice. A nosotros nos ha llovido todos los días excepto el último (y no lo sabemos a ciencia cierta porque no estuvimos por la tarde), ha habido días en que sólo ha sido llovizna y otros un buen chaparrón, días solo una vez y otros durante todo el día. De los 9 días que hemos estado, solo ha habido un día en el que la lluvia nos ha impedido hacer lo que habíamos planeado. El resto de días aunque ha llovido, hemos podido visitar lo planeado. Y puede llover en cualquier momento, de repente hace sol, te cae la lluvia que toca, y para de manera tan repentina como empezó. La temperatura ha oscilado desde los 10 grados de una mañana a los 20.
  • Alojamiento. Hemos probado tanto los hoteles de cuatro y tres estrellas, como los Guesthouse y los B&B. No hemos tenido mayor problema en ninguno de ellos, pero, personalmente, me quedo con estos últimos, por el trato directo, y en concreto con el B&B de Kilkenny.
  • Comida. En irlanda no se cocina con aceite de oliva, sino que lo hacen con mantequilla o en algunos sitios con aceite de girasol. Al ser una isla, en muchos restaurantes el plato del día suele ser algún pescado, normalmente rebozado. El marisco es bueno también, así como la carne de ternera o cordero.
  • Seguridad. No hemos tenido mayor problema con la seguridad del país. En los sitios más turísticos hemos encontrado carteles en los parking de los coches que avisaban de no dejar nada en el interior para evitar sorpresas. Luego, en Dublín, lo normal de una gran ciudad, hay de todo, pero en ningún momento hemos sentido inseguridad.
  • Conducir. Conducir por la izquierda no era una sensación nueva para mi, ya lo había hecho hace tiempo, pero aunque no se haya hecho, acostumbrarse es relativamente rápido. Solo a la hora de cambiar de marcha llevas la mano derecha instintivamente a la puerta y le das un golpe; luego corriges y lo haces con la izquierda. Esto los primeros días, luego ya te acostumbras, solo hay que seguir al resto de vehículos y fijarse bien en no ir en dirección contraria. Respecto a la manera de conducir de los irlandeses, es cierto que en general conducen rápido, pero lo hacen con seguridad, están acostumbrados a las carreteras estrechas. En momento en que tuve un poco de pánico fue en esa carretera secundaria en que el conductor que venía de cara no se acercó a su lado izquierdo como lo suelen hacer todos, y pasamos tan cerca que instintivamente dí un volantazo a la izquierda y paré en la cuneta. Es posible que no nos hubiéramos tocado, pero el miedo pudo más.
  • Logística. Según nuestra experiencia, hay cosas imprescindibles que no hay que olvidar en un viaje a irlanda:
    • ropa de lluvia. Ya sea chubasquero o chaqueta impermeable, es necesario tener algo cuando llueve, que puede ser en cualquier momento. Un pantalón impermeable también puede estar bien, como los de montaña, que aguantan un poco más.
    • ropa de abrigo. Comparativamente con nuestro clima, el irlandés es mas frío. Ya he comentado que una de las mañanas nos amaneció a 10 grados y subió poco a poco hasta los 15 de máxima. Ir poniéndose ropa por capas es buena solución.
    • mochila preparada para la lluvia. Si no quieres que todo el contenido de tu mochila se moje, es necesario que ésta sea impermeable o tenga alguna funda que la proteja.
    • calzado adecuado para la lluvia. Quizás si solo te vas a mover por Dublín no sea muy necesario, pero si tienes previsto hacer alguna excursión o moverte por zonas no asfaltadas, no ir con calzado que aguante el agua puede ser un gran error. En nuestro caso, íbamos con botas de montaña de Gore-tex y en ningún momento nos molestaron.
    • adaptador de corriente. Es necesario un adaptador para que nuestros aparatos eléctricos puedan funcionar o cargarse. Nosotros hemos llevado un par de adaptadores y un pequeño ladrón de corriente.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s