Irlanda Día 4, de Killarney a Cork

Hoy toca el anillo de Kerry, luego Kinsale y finalmente Cork. El anillo es demasiado grande como para poder verlo en un poco más de mediodía, así que nos centraremos en lo principal, si es que el tiempo nos lo permite ya que hoy esta lloviendo, no lloviznando como ayer. Por cierto, muy bien el Killarney Peaks, muy limpio y los dueños muy amables y atentos. En general lo han sido todas las personas que nos hemos encontrado, pero por ejemplo, hoy en el desayuno le han preparado un pastel de cumpleaños a un chico que iba con un grupo de cuatro, a modo de sorpresa. Estos detalles gustan.

Como decía, nos hemos dirigido al principio del anillo de Kerry. Si se sigue la carretera que sale de Killarney encontraremos cada uno de los puntos de visita del anillo estupendamente señalizados, sólo hay que escoger donde parar y cuanto tiempo le quieres dedicar. Te puedes pasar días recorriendo todo el anillo. Nosotros, como tenemos el tiempo escaso, hemos decidido ver una pequeña parte, la más cercana a Killarney. Lo primero que hemos visitado ha sido la Torc Waterfall, un salto de agua dentro del parque nacional de Killarney. El recorrido lo hemos hecho a pie desde Muckross House para poder apreciar algo el entorno del parque. El recorrido, de unos 2km, se puede hacer también en coche de paseo tirado por caballos, o a pie como hemos hecho nosotros. Otra opción hubiera sido seguir conduciendo hasta el aparcamiento que hay justo al lado del salto, pero, que gracia tiene entonces? Pues para empezar no nos hubiéramos mojado, pero bueno, estamos de vacaciones no? El trayecto a pie transcurre por un camino señalizado a parte del camino por donde van los caballos y te lleva entre la exuberante vegetación, sin alejarse demasiado, a mano derecha, el lago. La verdad es que ha habido un momento en que, a causa de la exuberancia del entorno, me he sentido transportado a una selva o a parque Jurásico, pero sin los dinosaurios (vale, ahora es cuando suenan los tres grillos, crick, crick, crick, en medio del silencio) Por fin llegamos al destino. El salto es precioso, vale la pena andar esos 2km, aunque sea bajo la lluvia, como hemos hecho nosotros.

#torcwaterfall #killarneynationalpark

A post shared by David J. (@defiledj) on

El siguiente punto de la ruta del anillo (va a parecer que somos Frodo Bolson y Sam Gamyi en el señor de los anillos, pero no!) ha sido el Ladies View. En palabras textuales de mi mujer “es esto?” pues si, es eso, una panorámica de los lagos, que te esperabas un avistamiento OVNI?, es bonita la postal, y hasta cierto punto puede impresionar, pero vistos los acantilados Moher, que quieres que te diga… Pero como sólo hemos visto 2 de los puntos que conforman el anillo no vamos a juzgar. Antes de dejar la zona nos paramos a comer en Kenmare, y como vamos un poco saturados de salchichas y bacón, hemos comido en un vegetariano, hamburguesa de Tofu y sushi de Tofu con cosas verdes alrededor, osea, tofu, tofu y hierbas. Vale la pena pararse en Kenmare para ver el pueblo.

Después de esto, nos hemos dirigido a Kinsale. De camino nos ha pasado lo que ya estaba tardando en pasar, un malnaci…onalizado irlandés casi nos hecha de la carretera cuando íbamos por una de esas carreteras tan estrechas y sin separación entre ambos sentidos. Y a lo mejor se podría pensar que ha sido por mi falta de pericia a la hora de calibrar si cabíamos o no, pero no, no es que sea un consumado piloto de rallies, pero casi me he parado, subido al monte a mi izquierda y aún así ha pasado el malnaci…onalizado a escasos 2 centímetros y a gran velocidad. Y lo peor, mi coche no se ha encogido! EH, señores de Budget! Se han equivocado, no me han dado un coche irlandés! Pasado el mal trago, llegamos, broma incluida del GPS (casi nos hace pasar por los cultivos y por los jardines privados para ahorrar camino, poco le ha faltado), a Kinsale. Kinsale es una ciudad con tradición pesquera y conocido puerto, así como lugar de vacaciones para los Irlandeses. Callejear por el pueblo vale la pena, es encantador.
Finalmente nos hemos dirigido a Cork, aunque no veremos hoy nada más. Vamos a ir directos al hotel Ambassador a descansar y disfrutar luego de una buena cena. En el ecuador del viaje, hay que recuperar fuerzas, además el tiempo no acompaña. Mañana tendremos ocasión de visitar la ciudad.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s