Irlanda Día 1, de Dublin Galway

Hoy hemos comenzado nuestro viaje por el sur de Irlanda. El vuelo de Ryanair tenía que salir a las 10:25 pero no hemos despegado hasta las 11:25 y sin otro contratiempo mas que los jóvenes pasajeros irlandeses de los asientos de atrás con aspiración de convertirse en futbolistas que han estado golpeando nuestro asientos. Una vez hemos aterrizado, ya recuperados del maltrato infantil, nuestra primera impresión del país ha sido decir Olé, y no por las vistas a pié de escalera de avión, no, sinó por los 16 grados de temperatura en contraste con los 40 que dejábamos en Barcelona. Ahora entiendo el frío polar durante el trayecto de avión, es una aclimatación al clima del país. Pues vamos apañados con las camisetas y las bermudas que traemos, nos las vamos a tener que poner en capas de a tres. Luego hemos recogido nuestro equipaje, al que habían llevado a visitar los alrededores de Dublín antes de ponerlo en la cinta transportadora y nos hemos dirigido a la oficina de Budget a recoger el coche de alquiler. Muy amables, nos han dado las indicaciones de una particular gincana para obtener las llaves: sal fuera de la terminal, da dos pasos a la derecha, no encontraras la caseta de Budget, da varias vueltas alrededor de las plazas de aparcamientos hasta que te des cuenta de que ahí no se recogen las llaves, pregunta al policía, aguanta el cachondeo, sigue recto hasta una parada de autobuses donde te recogerá un autobús, este autobús te llevara en una vuelta alrededor del aeropuerto hasta la central, pregunta, vete al otro edificio, pregunta, vuelve al edificio de donde acababas de venir, pregunta y la misma persona que te indicó el edificio incorrecto te dará las llaves.

Finalmente nos hemos puesto en marcha. Hacia tiempo que no conducía por el lado incorrecto pero parece que no se olvida, aunque ha sido muy estresante, sobre todo cuando tocaba cambiar de marcha con la mano izquierda, creo que he hecho una abolladura a la puerta del conductor de tanto intentar buscar la palanca de cambio a la derecha. La primera impresión de Irlanda es que es muy verde, y muy húmeda. Nos ha llovido gran parte del trayecto y nos hemos dado una buena paliza hasta Galway, unas 2h de coche. Nos ha llovido también en Galway, toda la jornada. Hemos podido ver el centro de la ciudad y contemplar su animado ambiente. Nos ha trasmitido un aire de ciudad pesquera, volcada al mar, que compagina su actividad con el turismo. No es una ciudad muy grande y se puede ver lo principal bastante rápido.

#galway city center

A post shared by David J. (@defiledj) on

A la hora de cenar no teníamos claro donde ir y hemos decidido apostar por un valor seguro, ya que habíamos comido tan solo un bocadillo a medias y unas cuantas costillas de cerdo a la barbacoa en una estación de servicio, así hemos cenado en un restaurante japones, el restaurante Wa Cafe. Nos ha atendido un chico de origen gallego (de Santiago para ser mas exactos) muy amable que nos ha dado algunas indicaciones para el viaje.

Cansados de la jornada, decidimos acostarnos. Nuestra estancia ha sido en el B&B Grange House, uno de los miles que hay en la ciudad…de verdad puede que no haya miles, pero hay para aburrir; vas por la carretera y se ven a puñados, uno detrás del otro o agrupados en recintos, como es el caso del nuestro. El dueño ha sido muy amable y ha charlado un rato con nosotros, y es de agradecer, ha tenido mucha paciencia con nuestro inglés macarrónico, menos mal que las futuras generaciones vienen mejor preparadas…o no?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s